Welcome

43236: Gellner - Naciones y nacionalismo - user

0 Kuotes | 50 Books

Search:


Import Kindle clippings easily

Beta status: Bulk Kuote import!!!!




masas. En el presente trabajo nos interesan más los hombres y sus agrupaciones que las ideas, pero la unificación de sus ideas en sistemas continuos y uni- tarios está conectada con su reagmpamiento en comunidades culturalmente continuas e interiormente fluidas. La sociedad industrial es la única que ha vivido y depende del crecimiento constante y perpetuo, de un continuo desarrollo, con el que, además, se cuenta. No es extraño que fuera la primera sociedad que inventó el concepto y el ideal del progreso, de la constante mejora. Su método favorito de control social es el Danegeld universal, la eliminación de la agresión social a través del crecimiento material; su mayor debilidad es su incapacidad para sobrevivir a cualquier reducción temporal de la fuente del soborno social, y para superar la pérdida de legitimidad que padece si el cuerno de la abundancia se obstruye por un tiempo y su caudal desfallece. En el pasado hubo muchas sociedades que realizaron ocasionalmente nuevos descubrimientos aumentando la cuota de lo que se podía repartir, e incluso puede que a veces las mejoras no llegaran esporádicamente, sino en legión. Pero ese desarrollo nunca fue perpetuo, ni tampoco se esperó que lo fuera. Algo extraordinario debió de suceder para engendrar una expectativa tan grande y fuera de lo común. Y realmente, algo poco corriente, algo único, había sucedido. La concepción del mundo como algo homogéneo, sujeto a leyes sistemáticas e indiscriminadas y abierto a una exploración inagotable, ofrecía infinitas posibilidades de realizar nuevas combinaciones de medios sin expectativas ni límites firmes previos: ninguna posibilidad se desecharía y al final sólo la evidencia decidiría cómo eran las cosas y cómo podían combinarse para asegurar los efectos deseados. Esto implicó una visión completamente nueva. Los mundos anteriores eran, por una parte, cada uno funcional, jerárquico y significativo, y por otra, no estaban perfectamente unificados, sino que se componían de submundos dotados cada uno de su propio lenguaje y lógica, no subsumibles bajo un orden global único. En cambio, el nuevo mundo era, por una parte, moralmente inerte, y por otra, unitario. La filosofía de Hume es una de las codificaciones más importantes de esta visión.

Gellner - Naciones y nacionalismo by user
Highlight Loc. 437-54 | Added on Thursday, January 24, 2013, 05:25 PM
Permalink Share Paper Clasic Modern +Kuotes