Welcome

29361: Aprendiendo A Quererse A Sí Mismo - Walter Riso

0 Kuotes | 50 Books

Search:


Import Kindle clippings easily

Beta status: Bulk Kuote import!!!!



Sal un día a caminar con la sencilla idea de escuchar los ruidos que te ofrece la ciudad. Si estás en el campo, descubre los sonidos que te ofrece la naturaleza. Discriminarás chirridos, crujidos, voces lejanas, el paso de una vaca, el taconeo de una tabla movida por el viento, un carro lejano, algún pájaro, el viento, etc. Un idioma entendible, pero desapercibido. En los recorridos diarios, mira con detalle las cosas que conviven contigo en el mundo: un cartel, una fachada, el color descolorido de las aceras, un viejo árbol, las caras de las personas que miran por las ventanillas de los atestados buses, etc. En tus paseos a la finca, mira los colores y sus tonalidades, detalla desde las pequeñas hormigas hasta la conducta asombrosa de los pájaros, recorre la formación montañosa, detente en una flor, en las hortalizas, en los frutales que cuelgan de los árboles, en las piedras, en los charcos, etc. Cuando mires, no seas un inquisidor evaluativo, sólo mira. Si te sientas a comer, disfruta de tu comida. Demórate un poco más en masticar y en degustar los alimentos. Saboréalos, deshácelos y déjalos en tu boca hasta que las papilas los asimilen. Intenta degustar sin condimentos de vez en cuando; sin sal, vinagre o pimienta. No comas sólo para no morirte de hambre; paladea y estimula tu gusto. Igualmente, sensibiliza y recupera tu olfato. Oler no es de mala educación. Es uno de los mayores placeres cercenados por la cultura occidental. No sólo me refiero a olfatear un buen vino, sino todo aquello que valga la pena, como por ejemplo la comida (aunque digan que no es correcto), las flores, el pelo, los perfumes naturales, la brisa, la boñiga, los caballos, el amanecer, el humo, lo nuevo, el plástico, lo limpio, lo sucio, etc. El olfato es uno de los principales recursos de las personas sensuales, refinadas y sibaritas. Los que promulgan su represión no son otra cosa que abstemios del placer. Finalmente, todo tu cuerpo posee la facultad de sentir a través del tacto. Tu piel es uno de los mejores sensores. Desgraciadamente, debido a su relación con la actividad sexual humana, es el más castigado y censurado. No temas a tu piel, ella te pondrá en relación con un mundo adormecido por el uso de la ropa y los tabúes. Te permitirá establecer un contacto más directo e impactante del que te produce ver u oír. No sólo te posibilita "tocar" una persona, una superficie tersa o áspera, algo frío o caliente, sino también ser "tocado" por otro ser humano, por la lluvia o por cualquier objeto. No debes darle a tu epidermis un sentido ofensivo y vulgar como hacen los mojigatos. Si quieres acariciarte y sentir tu propia piel, ¡hazlo!; después de todo es tu cuerpo. Enfréntate a la naturaleza sin tantas defensas, quítate a veces la camisa o la ropa si te provoca, siente la brisa, el frío o la tibieza del sol. No esperes las vacaciones para sacar tu piel a sentir. Cuando acaricies a alguien, concéntrate en lo que sientes piel con piel, déjate llevar por la ?química". Juega con tus dedos lentamente, deslízalos, apóyalos, retíralos; fisiológicamente encantador. Camina descalzo, revuélcate en la hierba. Si te bañas, no te seques inmediatamente y concéntrate en cómo tu piel evapora el agua, siente el agua correr lentamente. Sal a caminar en plena tormenta y déjate llevar por el viento. Busca algo que nunca hayas tocado y hazlo.

Aprendiendo A Quererse A Sí Mismo by Walter Riso
Highlight Loc. 653-78 | Added on Friday, October 18, 2013, 01:03 AM
Permalink Share Paper Clasic Modern +Kuotes